Prensa

Notas de Prensa

"InLac en los medios de comunicación"

  • Usted está en:
  • Prensa
  • Notas de Prensa

El consumo de yogur en España cae un 9% en los últimos cinco años

Descripción

El yogur es un alimento obtenido de la fermentación de la leche con dos bacterias (Lactobacillus bulgaricus y el Spreptococcus thermophillus). Los fermentos vivos que contiene (100 millones por gramo) lo convierten en un alimento con numerosos beneficios, entre otros, los relacionados con la flora intestinal. Además de su correcto balance entre proteínas, grasas e hidratos de carbono, y su contenido en vitaminas del grupo B y vitaminas liposolubles A y D, el yogur es una rica fuente de calcio (142mg por cada 100 gramos de producto).

Los yogures son alimentos muy completos y equilibrados. Consumirlos de manera regular mejora la calidad de la dieta y pueden ayudar a alcanzar la ingesta diaria recomendada de determinados nutrientes y minerales, entre otros, el calcio. Este mineral está presente en muy pocos alimentos en concentraciones elevadas y la leche y derivados lácteos como el yogur son la principal fuente de calcio en la dieta de los españoles. Aunque hay otros alimentos ricos en calcio, su biodisponilidad es menor que la de los lácteos. El presidente de Inlac, José Armando Tellado, recuerda que: “posiblemente no haya un grupo de alimentos que ofrezcan tan alta densidad de nutrientes por céntimo de euro como ofrecen los lácteos”. En el mercado existen muchas variedades de yogur, se pueden acompañar de frutos secos, frutas o cereales y son ideales para consumir entre horas o durante el desayuno.

El yogur, gran aliado para los intolerantes a la lactosa

La infografía también explica por qué el yogur es una excelente alternativa para las personas que tienen problemas para digerir la lactosa, un azúcar que se encuentra naturalmente presente en la leche. Las bacterias que intervienen en la fermentación del yogur actúan sobre la lactosa a dos niveles: durante la fermentación y una vez consumidos. Durante el proceso de fermentación, los fermentos reducen el nivel de lactosa respecto a la leche en un 30%. Una vez consumido el yogur, estos microrganismos siguen trabajando en el intestino ayudando a mejorar la digestión de la lactosa.

Durante los últimos años, el consumo de leche ha descendido de manera preocupante en toda España. Pero no solo la leche acusa fuertes caídas, también ocurre en derivados lácteos como el yogur.

Aunque durante el último año se ha registrado un leve aumento en el consumo per cápita, la media nacional se sitúa en 15,36 kilos, un 4,6% menos que en 2011. En datos absolutos, los españoles consumieron en el último año cerca de 673 millones de kilos de yogur, un 9% menos que en 2011.

En cuanto al consumo de yogur en las diferentes comunidades autónomas, se registran grandes diferencias. Los asturianos (con más de 22,6 kilos por persona y año), los vascos (con más de 19) y los riojanos (con 18 kilos per cápita) son los que más consumen. Les siguen los cántabros, gallegos, canarios, castellanoleoneses y extremeños. Las comunidades que se sitúan por debajo de la media nacional (15,36 kilos/persona) son Navarra, Cataluña, Andalucía, Madrid, Aragón, Baleares, Castilla La Mancha, Murcia y Valencia.

Detalles

Fecha: 17-10-2017
Categoría: Actividades InLac

Volver al listado