El sector lácteo

Consumo de lácteos

"El consumo de leche en España ha seguido una evolución descendente desde comienzos de siglo."

  • Usted está en:
  • El sector lácteo
  • Consumo de lácteos

Consumo de lácteos

Consumo nacional de leche y derivados lácteos 2016


El consumo de leche y lácteos muestra una tendencia descendente a lo largo de los últimos años aunque se aprecia cierta estabilidad en el consumo de derivados lácteos. En el caso de la leche, en 2016 se consumieron 3.198 millones de litros, un 2,2% menos que en el año anterior. En el caso de los derivados lácteos, el consumo se mantiene estable, con 1.597 millones de kilos.

Consumo nacional de leche 2016

Consumo nacional de derivados lácteos 2016

Tipos de productos

Leche líquida


En 2016 los hogares españoles consumieron 3.198 millones de litros de leche líquida, lo que representó un valor económico de 2.261 millones de euros. Estos datos suponen un descenso del 2,2% en el consumo y del 2,3% en cuanto a valor económico.

En los últimos cinco años, el consumo de leche ha descendido un 4,3%, pasando de los 3.419 millones de litros de 2011 a los 3.198 de 2016. En cuanto a la variación en los tipos de leches en este mismo periodo 2011/2016, destaca la pérdida del 22,8% de la entera, mientras que se ha incrementado la desnatada (1,4%) y la semidesnatada (2%).

Consumo de leche por tipo 2011-2016 (millones de litros)


Consumo de leche por tipo 2011-2016 (millones de litros)



La variedad de leche envasada más utilizada en los hogares es la semidesnatada (43% del total). En 2016, cada español consumió 33,3 litros de leche semidesnatada al año; 21 litros de desnatada y 18 litros de entera.

El consumo de leche líquida en España ha sufrido un descenso de más de 27 litros anuales desde comienzos de siglo. El consumo actual es de 72,85 litros por persona-año frente a los casi 100 litros consumidos en 2000.

Los mayores porcentajes de consumo per cápita los encontramos en Castilla y León, con más de 96 litros por persona y año; Asturias, con 91 litros y Galicia, con 86.

Derivados lácteos


En 2016 los hogares españoles consumieron 1.597 millones de kilos de derivados lácteos, entre los que se incluyen yogures, quesos, mantequillas, natas, batidos o helados, entre otros productos.

Según el último Informe de Consumo de Alimentación en España, durante el año 2016, los yogures y leches fermentadas supusieron un 53% del consumo de derivados lácteos en el hogar, seguidos del queso, con una proporción del 28% del total y los helados y batidos, en torno al 10%.

Consumo de derivados lácteos por tipo 2011-2016 (millones de kilos)


Consumo de derivados lácteos por tipo 2011-2016 (millones de kilos)

Yogures, quesos y otros derivados


En 2016, los derivados lácteos más consumidos fueron los yogures y otras leches fermentadas, con 673 millones de kilos; el queso, con 351 millones de kilos; los helados, con 124 millones y los batidos de leche, con 118 millones de kilos.

Les siguen: las natas y los flanes, con 45 millones; las natillas, con 39 millones; las tartas, con 22 millones; la mantequilla, con 13 millones y las cuajadas, con 7 millones de kilos.



La ingesta media realizada por persona y año del total de derivados lácteos es de 36,4 kilos, incrementándose un 1,7% en relación a lo ingerido durante el año 2015. De mayor a menor consumo per cápita por tipo de derivado lácteo, los yogures y el queso se encuentran a la cabeza: los españoles consumimos de media 15,36 kilos de yogures y leches fermentadas por persona y año y 8 kilos de quesos por persona y año.

La evolución del consumo de quesos y su potencial de desarrollo supone una oportunidad de crecimiento para el sector.

Reparto de consumo de derivados lácteos


Reparto de consumo de derivados lácteos